La Red Provincial de Mujeres y Disidencias fue recibida por Marinaro

La reunión fue resultado del pedido que elevaron a principios de diciembre, con la firma de 39 colectivas de todo el territorio provincial que solicitaban ser recibidas por la entonces ministra de Igualdad, Género y Diversidad, Celia Arena. Las organizaciones plantearon las distintas dificultades que atraviesan a la hora de asistir a las víctimas de violencia machista, particularmente los obstáculos para obtener respuestas del Estado.

Autoras: Gabriela Filereto y Julia Porta. Nota publicada en Periódicas.

Durante la primera semana de diciembre, la Red Provincial de Mujeres y Disidencias presentó una carta en el Ministerio de Igualdad, Género y Diversidad con el pedido de una audiencia con quien fuera su titular hasta hace pocos días, Celia Arena, para obtener respuestas frente a la problemática que atraviesan las distintas agrupaciones que conforman este espacio. Problemática intensificada con la pandemia y la crisis económica. El reclamo de las 39 colectivas que firmaron la misiva fue escuchado y, finalmente, fueron recibidas este lunes por Florencia Marinaro, sucesora de Arena.

Entre los reclamos que las distintas representantes de estos espacios plantearon en diálogo con Periódicas, se encontraba la necesidad de actualizar las políticas de fortalecimiento hacia las áreas de género y de generar una instancia de diálogo entre el Estado y las colectivas del interior de la provincia. Se busca, asimismo, el conocimiento del territorio por parte de las trabajadoras de los distintos ámbitos estatales, nacional, provincial y municipal/comunal. Además se propone visibilizar el trabajo de las organizaciones y poner en marcha un programa de promotoras territoriales de abordaje de la violencia hacia mujeres y diversidades; articular con el Estado para facilitar el acceso a las políticas públicas y a los recursos económicos específicos de asistencia urgente, entre otros objetivos.

Miradas sobre el encuentro

Florencia Marinaro consideró «muy significativo» que su primera actividad a cargo del Ministerio de Igualdad, Género y Diversidad haya sido este encuentro. «Nos relataron distintas problemáticas desde los territorios, desde las organizaciones y pudimos intercambiar preguntas, dudas y muchas reflexiones acerca del trabajo articulado entre  las organizaciones y el estado provincial», señaló la funcionaria. Marinaro subrayó ante Periódicas «el fuerte compromiso del ministerio y de todo el gobierno provincial para seguir fortaleciendo las organizaciones de los territorios y seguir trabajando articuladamente para cerrar las brechas de desigualdad y también vivir una vida libre de violencia por motivo de género».

Desde Mumalá-Mujeres de la Matria Latinoamericana, la coordinadora provincial María José Zochi, le dijo a Periódicas que la ministra y sus funcionarias hicieron un racconto de la gestión y de cómo fue la reestructuración de pasar de Secretaría a Ministerio; «como organización que trabaja en territorio planteamos que celebramos que se haya constituido como Ministerio, porque siempre la jerarquización en las políticas de género son bienvenidas para el movimiento feminista, pero eso se debe traducir en políticas públicas concretas que lleguen a territorio; nosotras trabajamos en 10 localidades de la provincia y las compañeras que estamos en territorio vemos permanentemente el aumento de las situaciones de violencia, la burocratización para acceder tanto al primer nivel del Estado, a la Justicia, las denuncias, sobre todo el fortalecimiento de los programas de acompañamiento para las víctimas de violencia. Es por eso que le solicitamos, por un lado, el fortalecimiento de las áreas locales, que tiene que ver no sólo con recursos, también con capacitación permanente, porque es el lugar donde recurren las mujeres y disidencias ante un caso de violencia».

Zochi manifestó que también plantearon la necesidad del fortalecimiento de las organizaciones: «estamos desbordadas por la cantidad de preguntas, acompañamientos, de preguntas en territorio de lo que sucede, sobre todo en la pospandemia; si bien estamos ante una nueva ola, los meses de ASPO fueron muy duros y la crisis económica que contribuye al aumento de las violencias de todo tipo. Solicitamos un espacio de diálogo con las organizaciones, tal cual lo prevé la ley, el Consejo Consultivo venía funcionando hasta el 2019 a través de nodos y pedimos que se constituya esa área como sea, provincial, regional o por departamento, pero que se vuelva a constituir porque es un espacio en el que las organizaciones y las distintas áreas del Estado pueden articular y tener una verdadera foto de lo que sucede«, aseguró.

Por último, la representante de provincial de Mumalá, sostuvo que pidieron «la publicación del RUVIM (Registro Único de la Violencia contra las Mujeres), que no sabemos si está funcionando o si se toman los datos pero no se publican, y es necesario para elaborar políticas públicas y saber qué está pasando con las mujeres y disidencias en territorio en términos de violencia. Hubo otros planteos más territoriales y puntuales, pero, en términos generales, esas serían las necesidades urgentes. Entendemos los tiempos del Estado pero en una problemática como la violencia de género, acuciante y urgente, la burocratización juega en contra de la vida de las mujeres y disidencias. Nos parece necesario que todos estos programas que se implementarían el año que viene se implementen de forma urgente en el territorio y contribuyan a disminuir las desigualdades de género históricas».

En tanto, desde la organización emitieron un comunicado tras el encuentro, que fue expuesto a través de sus redes:

La integrante de Se Dice de Mí (Esperanza), Rosana Oitana relató a Periódicas que «fue una reunión muy positiva en términos generales, con funcionaries que, en la primera parte, realizaron una escucha muy respetuosa de las demandas de las organizaciones». Oitana se refirió a la extensión del territorio santafesino y a la consecuente variedad de problemáticas expuestas. «Nosotras llevamos una mirada sobre el centro oeste de la provincia. Solicitamos que se implementen políticas públicas de fortalecimiento hacia las organizaciones, la creación del Consejo Consultivo tal como lo indica la ley, que se ponga en marcha un Programa de Promotoras Territoriales, se mejore la comunicación y se profundice la transversalización de las políticas con perspectiva de género en el Estado».

La experiencia territorial expone, según Oitana, un problema en común que es «el mal funcionamiento de las áreas de género en algunos municipios y comunas». Asimismo, comentó que esta primera reunión tuvo características particulares. «Hubo todo un proceso de presentación de demandas y catarsis, propia de organizaciones que le están poniendo el cuerpo a una problemática muy difícil de abordar, más teniendo en cuenta los 4 años de neoliberalismo salvaje y los dos de pandemia que continuaron. Pero entendemos que esa etapa tiene que ser superada para encontrar soluciones conjuntas, entre organizaciones y Estado«.

Oitana destacó el compromiso asumido por la ministra de sostener esos espacios de diálogo. Creen que la presencia de Marinaro brinda «una perspectiva optimista en vistas al futuro»: «No es una advenediza, viene de participar fuertemente en diversas organizaciones a lo largo de los años, lo que hace más fácil el diálogo», valoró. A su vez, destacó el rol esencial de las organizaciones. «Nosotras también podemos ayudar a construir institucionalidad para un espacio tan nuevo como el que hoy tiene como máxima autoridad a Florencia».

Créditos: Gobierno de Santa Fe

Lourdes Teixeira Méndez, presidenta de Asociación Civil Aljaba de Recreo, le dijo a Periódicas que «uno de los grandes problemas que se manifestó, y en el que estamos todas de acuerdo, es en la gran dificultad que hay en la comunicación; sobre todo en que nosotras podamos acceder a la información que proporciona el Ministerio. Evidentemente, hay una red de organizaciones de la cual no todas forman parte y tampoco sabemos cuál es la forma de integrarnos a ella».

Además, contó que las funcionarias manifestaron que «durante el próximo año, gracias a esta nueva modalidad de la forma ministerial, el presupuesto se ha incrementado y eso posibilitaría que podamos acceder a mayor cantidad de programas, con más recursos. Notamos que hay un gran predisposición para el trabajo con Municipios y Comunas, algo que evidentemente tienen más aceitado y panificado, pero no tanto así con las organizaciones que estuvimos presentes; no sentí que tuvieran organizado el sistema de cómo sería la relación con nuestras agrupaciones. Por otro lado, nos quedó la sensación de que las exigencias que tenemos las organizaciones y asociaciones a la hora de acceder a determinados programas es muy grande, pero no es así para los equipos locales que tienen convenio con el Ministerio. Por eso, nos gustaría que por parte del Ministerio haya algún tipo de exigencia en cuanto al compromiso de los distintos municipios y comunas respecto a las conformaciones de los equipos y, por supuesto, en cuanto a los resultados que tienen que ver con la atención y el acompañamiento a víctimas de violencia».

Asimismo, indicó que les brindaron un informe completo respecto a las áreas que estaban representadas allí por las funcionarias y detallaron cuál es el presupuesto del 2022. «Ahora nos queda esperar a ver si se completa la iniciativa de más de 40 puntos violetas destinados a organizaciones y asociaciones para poder seguir trabajando, asistiendo a mujeres y disidencias víctimas de violencia de la misma forma en que debe hacerlo el Estado, muchas veces reemplazando en eficiencia al Estado. Ojalá este haya sido el primer paso para nuevos encuentros, que para nosotras son fundamentales, sobre todo para tener la información y plantearnos cara a cara cuáles son las dificultades que encontramos en el territorio a lo largo y ancho de la provincia», finalizó.

 

Autoras: Gabriela Filereto y Julia Porta 
Nota publicada en Periódicas.

Redacción

Equipo de redacción de La Gaceta de Recreo

Redacción has 129 posts and counting. See all posts by Redacción