LA VIDA Y LA DEMOCRACIA EN ZONA DE PELIGRO

1.- El enemigo invisible ha perforado nuestra línea de defensa y avanza por todos los flancos. Se lo resiste en cada trinchera de salud pero con el personal ya exhausto. De no cambiar el cuadro de situación, el colapso sanitario es cuestión de días; dicen los que saben.

2.- El enemigo visible, en tanto, puja por avanzar sobre las posiciones de la democracia coordinando todas las acciones desestabilizadoras, desde la apertura en bares y el desmadre en la CABA, la beligerancia de Cambiemos en el Congreso, la subversión clasista del country, el alzamiento de policías bonaerenses y el ametrallamiento comunicacional diario que da cobertura a los referentes de derecha que los representan. Su punto de unión es la “anticuarentena”, es decir, el antiperonismo. Nunca antes, desde la recuperación del Estado de Derecho, estuvieron amenazadas en un mismo tiempo y lugar: la Vida y la Democracia.

3.- El gobierno democrático está obligado a recuperar inmediatamente la iniciativa política en todos los terrenos; por ejemplo: cuarentena estricta obligatoria; juicio y castigo a los que subvierten las disposiciones sanitarias emanadas del Estado nacional; endurecimiento del control estatal en calles y límites jurisdiccionales; campaña de esclarecimiento de alta calidad y de manera permanente a través de todos los medios de comunicación pública; refuerzo inmediato de todos los auxilios socio-económicos para la población más vulnerable.

4.- Las organizaciones políticas, sociales, gremiales, culturales, deberían entrar en Estado de alerta y movilización, en defensa de la Vida y la Democracia, del Gobierno nacional, del Gobierno de la provincia de Buenos Aires y de las principales autoridades de ambas Cámaras parlamentarias amenazadas en las últimas horas por acciones destituyentes antidemocráticas. La acción comunicacional de la ciudadanía a través de las redes, es estratégica en la disputa por la defensa del Estado de Derecho, denunciando, esclareciendo, orientando, alertando, articulando.

5.- En toda catástrofe social, y la pandemia lo es, se engendran los peores monstruos contra la humanidad. Es hora de identificarlos y enfrentarlos en su propia madriguera con todo el peso del Estado en nombre de la salud pública y la paz social, de la justicia social, la independencia económica y la soberanía política. No hay que pisar ningún palito provocador de la derecha golpista, pero tampoco actuar como si acá no pasara nada. Hay que fortalecer la Democracia. Mañana puede ser tarde.


Jorge Giles

Periodista Guionista y primer Director en Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur Miradas Al Sur, DIARIO EL ARGENTINO, Ida & Vuelta Vive en Buenos Aires de Ciudad de Corrientes.

Jorge Giles has 5 posts and counting. See all posts by Jorge Giles